jueves, febrero 26, 2009

PERDIDO EN EL SIGLO XVII

Durante la primera quincena de este mes anduve por la piel de toro. En Madrid y otros parajes. En Madrid renové mi carnet de investigador y pasé unos días sumergido en la consulta de unos libros del siglo XVII en la Biblioteca Nacional (avéase afoto). Cosas de gafapastas. A mi regreso he andado muy atareado volcando todo ese material en papelotes que, no sé, creo que les aburriría si les hablase de ello. Bueno, espero volver a tener tiempo para mí a partir del jueves de la semana que viene. Y para esta bitácora. Y para seguir viendo Carnivále, una atmosférica serie que he tenido que dejar colgada hasta que vuelva a la normalidad. Permanezcan atentos a su monitor.

4 comentarios:

El Declamador Sin Maestro dijo...

Pues nada de pensar en regresarse permanentemente allá por el rancho, a pesar de que sería perfectamente comprensible como está ahorita la papa por acá. Ahora que hay tiempo me reviso el resto de las entradas, y por si te sobra tiempo de repasar un poco los idiomas clásicos, déjamelo saber, por que a lo mejor que haga falta un poco más adelante...

Abrazos!

Felix Medina dijo...

Ricardo es bueno leerte de nuevo. Me da gusto que hayas disfrutado de tu viaje a Madrid y anexos. Yo aca ando en busca de trabajo...ya te imaginaras. Por un momento pense que iria para alla a Barcelona a dar clases de Ingles pero siempre si me raje como los buenos machos porque cobraban por el curso $1,100 Euros, dinero que NO tengo. Un abrazote y estamos pendientes para vernos.

Hipolitta dijo...

Qué difrutaste más, el viaje o la investigación?

El profesor Gafapasta dijo...

Hipólita:
Hubiera disfrutado más el viaje sin la investigación, pero la investigación resultó provechosísima. Emocionante, en algunos momentos. Tener esas primeras ediciones en las manos te recorre de sensaciones.

Un saludote.