domingo, marzo 22, 2009

ONE FROM THE HEART (1982), DE FRANCIS COPPOLA



Corazonada es una joya que costó la corona a su director, Francis Coppola. Caballero andante del celuloide, se transformó en profeta de las nuevas tecnologías. La audiencia conservadora de los 80 no perdonó su mesianismo, aunque ahora damos la razón al profeta adelantado a su tiempo. Corazonada fue pionera del cine digital con efectos especiales al servicio de la historia. Hoy, generalmente, son las historias las que se vuelven siervas de los efectos especiales. Corazonada era todo forma, pues su historia es la de millones de seres comunes: chico y chica se pelean, buscan otro amor durante una noche, y acaban por darse cuenta de que el amor es pájaro de ida y vuelta. Finalmente, chico y chica se reconcilian. Historia tan vulgar sólo podía ser contada por medio de un tono lírico que las nuevas tecnologías convirtieron en epopeya heroica del corazón.Desde la aguardentosa música de Tom Waits a la borrachera cromática de Vittorio Storaro. Su tecnopadre todavía no acaba de pagar las deudas. ¡Y eso que es nuestro corazón el que está en deuda con Francis Coppola!

1 comentario:

Don Melón de la Huerta dijo...

No sabía que se podía capturar cine en lo que actualmente se conoce como formato digital desde entonces, pero pues ya ves que dicen que el ejercito norteamericano estaba usando el internet ya desde los sesentas! Si eso es lo que quieres decir y no entiendo mal, averiguaré cuál fue el proceso. Una atmósfera frívola, iluminada de colores pasionales, bien a tono con la melancólica música de jazz cantinero. No la echamos!

Salud y saludísimos!