jueves, enero 31, 2013

BONIFAZ

Ha muerto Rubén Bonifaz Nuño, uno de los poetas que yo más he admirado. Como estudioso del griego y del latín, desde muy joven frecuenté sus traducciones, verdaderas versiones rítmicas y muy personales de las obras originales. Era posible aprender un caudal hermoso de vocabulario castellano, y mucho ritmo broncíneo y audaz, en sus hermosas versiones de Ovidio, Catulo, Virgilio, Homero y un largo etcétera. Por las noches me gusta dormirme tras una sonrisa y un poema, por eso sobre mi mesilla siempre hay un libro de poesía y un tebeo que, como Mafalda, Krazy Kat o Peanuts, me ayudan a cerrar los ojos con una caricia y una sonrisa. Durante muchos meses del año pasado estuvo la obra casi completa de Bonifaz, De otro modo lo mismo, en cuyo título sintetizaba tantos siglos de creación y recreación literaria. Fue un poeta grande, pero también un gran humanista de los que hoy ya faltan (reciente está la muerte del también enorme Agustín García Calvo), alguien que no se casó nunca con la idea del escritor profesional: 

Todos decíamos que éramos genios, pero yo me diferenciaba de ellos en una cosa: los demás pensaban que tenían que vivir de la literatura cuando fueran grandes, y yo pensaba -y lo sigo pensando- que la literatura era como una diversión, como una especie de ámbito para la libertad personal, que aparte estaba la manera de ganarse la vida. Por eso, mientras los otros estaban fiándose a la literatura, yo me fui al Derecho... toda mi vida, hasta hoy, he visto a la literatura como una cosa marginal; repito, como un acto de libertad. Mi trabajo es el de profesor universitario. Yo siempre pensé que mi vida iba a estar orientada profesionalmente, no literariamente. 

Aquí les dejo el enlace a una conversación con Bonifaz en El Universal. Descanse en paz. Nos quedará su verbo pulido, sus traducciones que resuenan en el oído como el fragor del ponto vinoso contra la proa de las mil eternas naves.



2 comentarios:

Agustín García dijo...

Hora de conseguir los poemarios de Bonifaz, tan caros cuando los he encontrado por ahí, en librerías y ferias. Mi homenaje comenzará por ablandar el codo, leer y compartir mis lecturas del maestro. Su obra es para vivirse.

El Pobresor Gafapasta dijo...

Agus: la poesía casi completa de Bonifaz está en FCE y no a precio excesivo, es fácil de encontrar. Los que sí son difíciles y caros de encontrar fuera de la UNAM son algunas de sus traducciones de griegos y romanos.