miércoles, febrero 09, 2011

REVANCHE: SPIELMANN

Dejando clásicos a un lado, Revanche es la mejor película que he visto en los últimos tiempos. Dirigida por el cineasta vienés Götz Spielmann, Revanche plantea una nueva vuelta de tuerca sobre algunos arquetipos del cine negro, de los que bebe durante la primera media hora: ex presidiario enamorado de una prostituta de los países del Este, pretende huir con ésta después de atracar un banco. Hasta aquí, todo muy bien contado, pero nada nuevo. Será durante el fin del primer acto (en que ella muere tras ser tiroteada durante la fuga por un policía nervioso) en que ese primer acto contará con un giro argumental absolutamente apasionante y que llevará el film hacia un juego de deseos de venganza e introspecciones psicológicas y humanas francamente deslumbrantes gracias a un excelente guión y una perfecta puesta en escena. Como en aquellas formidables novelas sin Maigret que escribía Georges Simenon, lo importante de Revanche no consiste en los elementos de género heredados, sino en una espléndida historia sobre la frustración, el remordimiento y el deseo convertidos en ejes sobre los que gira una historia de perfecta construcción dramática donde el reconocimiento de los personajes crea una tensión modélicamente ejecutada que conduce, si no a la venganza, sí a la piedad.

3 comentarios:

Agustín dijo...

Pues a ver si hay manera de que me prestes esta peli. Digo, si la tienes y si es posible. Se antoja verla.

El Pobresor Gafapasta dijo...

Cuenta con ella cuando quieras, Tin. Saludotes.

Felix dijo...

Se escucha bien...lo tomare en cuenta para cuando la vea por ahi. Un abrazo!