jueves, junio 30, 2011

MANEL Y PETER FALK. HOWLING FOR COLUMBINE.

Siempre se me muere alguien cuando viajo de un continente a otro. Ya me pasó la primera vez, con mi amado Charles Bukowski. Hay que joderse, compadre. Y sigue la maldición. Ahora le tocó a Peter Falk, extrañísimo actor ligado a mi infancia y de quien tanto he disfrutado su Columbo (en español de España, Colombo) a lo largo de mis décadas (argh, qué viejo soy ya). Me gustó este homenaje del gran Manel en el diario Público. Sobre todo porque tiene razón: la escoria que hoy gobierna el mundo parece pepenada de entre los malos más malos y falsos de la serie Columbo. Directamente seleccionada de entre lo mejor de la mierda. Además, les remito a mi reseña de la segunda temporada de Columbo, publicada aquí. Las pelusas del ombligo, ya saben...