lunes, junio 19, 2006

VALERIAN: LE PAYS SANS ÉTOILE

Finalizado el segundo tomo de Valerian, Le pays sans étoile. Una deliciosa historia acerca de la guerra de los sexos y sobre la profunda ignorancia de nuestro entorno cósmico en la que vivimos inmersos. Con este tercera aventura de Valerian comienza el estilo alegórico de Christin, donde este fundamental autor europeo comienza a incluir en las historietas de este personaje una reflexión sobre problemas contemporáneos disfrazados a través de planetas lejanos y razas extraterrestres. También prosigue la evolución imparable del dibujo de Meziéres, que en comparación con el tomo 1 goza de un abismo de diferencia. A pesar de todo, lo mejor está todavía por llegar. Christin reduce la extensión de sus bocadillos y Meziéres puede lucirse más, pero en ambos casos comprobamos una simbiosis total entre ambos autores para producir un álbum excelente escrito en prosa vibrante y ejecutado con hermosura a través de un trazo gráfico cada vez más majestuoso. Cabe decir que, tanto tiempo después de haber sido publicado por primera vez, el echar la vista atrás uno reconoce multitud de viñetas y de escenarios y vestuarios que han sido "homenajeados" una y otra vez en los cómics, el cine y la televisión. Valerian fue el laboratorio de la space opera del último cuarto del siglo XX, y es un placer leerla como si fuese la primera vez. Le pays sans étoile es, además (al contrario del álbum anterior, menos maduro), una obra divertida y bellamente dibujada por Meziéres en un estilo suelto y fresco que comienza a apuntar hacia lo grandioso.