martes, julio 31, 2007

DIES MEI SICUT UMBRA DECLINAVERUNT

Ahí van Ingmar Bergman y Michelangelo Antonioni entre otros que no alcanzo a distinguir. Sus días han declinado como la sombra, y ahora danzan dirigidos por la Parca hacia la morada final de sus huesos. Su espíritu queda aquí, en la capilla viva de nuestra memoria. La imagen, por supuesto, pertenece a El séptimo sello.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Bergman me hizo sentir infinidad de cosas con sus películas. Hubo un tiempo en que fue mi favorito y estaba dedicada a ver solamente filmes suyos.. es una lástima y un acongojamiento su muerte. Pero qué se le va a hacer.
Nos vemos pronto!!
Ivonne

Don Melón De La Huerta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Don Melón De La Huerta dijo...

Ambas leyendas se convierten ahora en mito, por culpa de (y gracias a, depende como se quiera ver) la muerte. Van a hacer falta tipos como ellos en estos tiempos en que aquel que intente continuar con ese tipo de trabajos se verá como ocioso y pretencioso. "De este modo mis días se han inclinado hacia las sombras", lo hice bien?

Estaría bien dedicar tiempo a hacer un buen texto en donde se reflexione en retrospectiva sobre su importante legado para que los lectores de la blogósfera local se den cuenta de cuán importante resulta esta pérdida. Lástima que sólo he visto con cierto detenimiento "Persona" , "La Pasión de Ana" y "El Séptimo Sello", lo cuál me descalifica para soñar siquiera con la posibilidad de hacerlo yo mismo.

Saludos. Espero que les esté yendo de maravilla si acaso aun andan allá en Uruapan.

Ártabro dijo...

Leí hace unos días, en El País, una entrevista que le hizo Juan Cruz a Bergman hace ya varios años que, por su interés, volvieron a editar.
Comentaba, Bergman, que despues de tantos años de hacer cine, había llegado a encontrarse vacío para contar nuevas historias y fue entonces cuando decidió retirarse de la dirección cinematográfica.
Esa inteligencia, del que ya ha aportado todo lo que tiene y no desea arrastrarse en la repetición, me reafirma en mi admiración a tan grande director.
Un saludo.