sábado, mayo 22, 2010

UN AÑO MENOS UN DÍA



Lo celebro con Ann Margret, una botella de whisky y mi querida soledad. La noche impoluta. La felicidad en el pesebre de los años que vendrán.