sábado, octubre 30, 2010

LA NACIONALIZACIÓN DE TLATELOLCO

Continúa el Foro Internacional contra la Militarización y la Violencia. Con tristeza, todos continuamos pendientes del estado de salud de José Darío Álvarez Orrantia, compañero estudiante de la UACJ que durante la marcha inaugural del viernes fue tiroteado por la espalda por un miembro de la Policía Federal. Nada que ver con el narco, por supuesto, todos sabemos que federales y militares ocupan Juárez para "defendernos" del narco. Pueden ver el vídeo a continuación. Reconozco en él a compañeros y amigos. Si quieren verlo mejor, cliquen sobre la pantalla para verlo en YouTube.



En el mismo instituto ICB (Instituto de Ciencias Biomédicas) asisto esta tarde a la proyección de La sal de la tierra, que yo presento. Encuentro a algunos de mis alumnos que han pasado la noche en vela en el Instituto para protestar por el intento de asesinato. Me duele que en esta guerra "contra el narco" quienes más estén sufriendo y siendo exterminados sean los jóvenes: el futuro de la nación (si es que esta nación tiene hoy algún futuro). Ya se habla de "juvenicidio" en México, no sólo en Juárez. Hace cuarenta y dos años, en la plaza defeña de Tlatelolco, se exterminó a toda una generación de jóvenes mexicanos que hubieran sido de gran provecho al país. Ahora Tlatelolco se ha quedado insignificante por lo chiquita, reduccionista y meramente simbólica. En un mundo globalizado, México ha encontrado un Tlatelolco global que recorre la nación entera y escribe sus "calaveras" con sangre de adolescentes.

2 comentarios:

Ἐμπεηδοκλῆς dijo...

Las casualidades no existen, y por lo que veo, ya tampoco la libertad de expresión en Ciudad Juárez. Me da lástima que cada vez que voy ya lo único que se ven son puras tapias, con todo y que mantenía en otro tiempo a todo el país.

Saludos!

Ἐμπεηδοκλῆς dijo...

Que jodido. Me pongo a disposicion de todos ustedes en lo poco que pueda hacer. Que rabia y que tristeza.

A ver si nos ponemos en contacto. Me gustaria echar la platicada en cuanto haya oportunidad.