martes, mayo 17, 2005

CHIHUAHUA PEARL EXPULSADA DEL CLUB.


El Club de los Mejor Informados publica un nuevo coleccionable a partir del 22 de mayo, y ahora toca de tebeos. Mandrake, Blueberry, El hombre enmascarado, el Capitán Trueno, Mafalda... Es fácil encontrar la lista, repetida en varias páginas españolas dedicadas al cómic, entre ellas la del propio Club. La selección no está mal, ya que no sólo incluye clásicos del tebeo europeo, como Blake y Mortimer, o del tebeo usaca (Flash Gordon o The Spirit) sino obras contemporáneas de gran personalidad (Rapsodia húngara, de Giardino; Persépolis, de Marjane Satrapi)... La selección, como todas, es discutible, pero es un buen intento de congeniar lo disponible y/o negociable con editoriales, el intento de dar a conocer unas obras ya clásicas que el neófito comprador de periódicos desconoce, ya que, como es natural, quienes llevamos toda la vida leyendo cómics y tenemos cierta edad ya tenemos los títulos más representativos (si no todos) de esta colección. El cómic de turno, en formato álbum y tapa dura costará 2´50 euros con el periódico, poco más de lo que en México o Estados Unidos viene a costar un comic book cualquiera. Y la diferencia de presentación será notoria. O sea, una ganga.

De manera objetiva, sólo me queda ponerle una pega a la colección. Ya se ha comentado en algunos foros, pero conviene insistir. Se anuncian dos volúmenes del Teniente Blueberry, el prodigioso western de Giraud a los pinceles y Charlier en el guión. Los títulos son El hombre que valía 500. 000 dólares y Balada por un ataúd. Obras maestras absolutas, por supuesto, pero... ¿qué pasa con Chihuahua Pearl, que es el volumen de 45 páginas que abre esta genial trilogía que concluye en Balada por un ataúd? Puestos a limitarse como máximo a dos títulos por personaje, ¿no hubiera sido mejor publicar La mina del alemán perdido y El fantasma de las balas de oro, dístico protagonizado también por el Teniente Blueberry y que es de lo mejor de su trayectoria? Chihuahua Pearl es uno de los personajes emblemáticos de la serie (he colgado la fantástica portada de Giraud/Moebius que siempre me ha impresionado), y en concreto esta trilogía representa, no sólo el momento más álgido de toda esta serie ya mítica, sino también uno de los momentos álgidos de toda la historia del western. Escrita con el largo tempo narrativo de una gran novela y dibujada por Giraud en uno de sus grandes momentos creativos, la trilogía representa alrededor de 150 páginas a la altura de Ford, Leone o Peckinpah. Y no exagero. Más diversión que en la las películas, como rezaba la publicidad del Preacher de Garth Ennis. La presentación de la trilogía incompleta es una mutilación que sólo puede comprenderse como un acuerdo entre los del Club y Norma Editorial (que ahora detenta los derechos de edición en España) para que los interesados acudan a las librerías a comprar Chihuahua Pearl a su precio, que no es precisamente barato, aunque por esta trilogía se paga lo que haya que pagar. Incluso pensando en esta posibilidad, hubiera sido más sensato dejar colgando la conclusión de la trilogía, esa Balada por un ataúd que conduce la narración hacia uno de los momentos más álgidos, literarios y novelescos de la historia del cómic mundial.

Otra razón puede encontrarse en que, teniendo en cuenta la reciente beatería que demuestra el Club contra el tabaco y los fumadores, hayan desestimado esta gran obra de arte para no reproducir una portada que, como ven, es toda una apoteosis erótica del vicio humeante y malsano. Esto hoy día se ha convertido en algo políticamente incorrecto que la actual caza de brujas ha transformado ya en fetiche sexual, un fetiche que genera, como todas las pasiones placenteras, sucias y más o menos pecaminosas, jugosos dividendos económicos que un diario tan amante del dinero como el del Club no se permitiría nunca proporcionar gratis.

Como es habitual en esta clase de coleccionables de periódico, éste también se venderá sólo en España, por lo que los lectores de la edición impresa del Club en otras latitudes (y lo lamento sobre todo por los de América Latina, que tanta falta les hace) no podrán tener acceso a enriquecer su conocimiento con algunas de las mejores obras del cómic europeo y estadounidense. Y es que no todos podemos pertenecer a según qué clubs. ¡Ah, Chihuahua!
Posted by Hello

2 comentarios:

Jody Dito dijo...

Me alegro de haber encontrado así sin más este blog. ¿que por qué me alegro?, pues porque suscribo palabra por palabra lo dicho acerca del teniente Blueberri. Cierto, son los mejores comics que he leido en mi juventud, bueno unos de ellos, que tb los hay otros muy buenos.
Y la trilogía mencionada....que decir de ella!!

Ricardo Vigueras dijo...

Gracias por tus palabras. Espero que cuando leas esto hayas vuelto con bien de tu viaje. Ya he entrado en tu bitácora, que voy a seguir con asiduidad. Más tarde te comento.

Un saludote.