lunes, septiembre 12, 2005

SIN CITY: MI PESADILLA DIURNA

Hace poco más de dos meses sufrí las dos horas más angustiosas que recuerdo haber pasado en un cine durante toda mi vida. Desde mi lejana infancia, en que mi abuelita Juana me llevaba al cine a ver películas de terror de serie Z, no había pasado un rato tan malo. Mi abuela Juana me llevaba al cine Coy a ver películas de Paul Naschy y de Jess Frank, y yo, a pesar de que siempre me decía: "Aguanta, no sea gallina o no te querrá el Hada Rebeca", yo, que soy un cobarde por naturaleza, me desmayaba en mi butaca. Mi cariñosa abuelita me despertaba terminada la función y me compraba un tebeo de El Capitán Trueno con hermosa portada de Antonio Bernal. Era la España del tardofranquismo y del bocata de sardinas cultural.

Hace poco más de dos meses acudí a ver Sin City, de Robert Rodríguez y Frank Miller, y no me desmayé, pero estuve a punto. No me desmayé porque ya no soy chinorri, pero además hice trampas: tuve que cerrar los ojos varias veces. Sin City me resultó tan divertida como marchar cuesta abajo en una montaña rusa junto a un mara salvatrucha que está a punto de despanzurrarme la cabeza como si fuera una sandía podrida. En eso consiste la gracia de la película, precisamente: en que duela. O sea, que Sin City es casi una puritita obra maestra.
Digo "casi" porque hay cosas que no cuajan, y me refiero a la inverosimilitud de ciertos planteamientos iniciales y resoluciones finales, que en cine no acaban de convencer. Se me dirá que se trata de un tebeo filmado, pero es que yo estoy acostumbrado a la inverosimilitud natural del tebeo, pero no de ésta en el cine. Sin City es un festín de muerte: mezcla de cine negro, tebeo de superhéroes, melodrama nihilista y hasta corto de Tom y Jerry buscándose con pistolas y machetes por el Infierno.

Sin City es la fiel adaptación a la pantalla grande de tres álbumes de la serie de Frank Miller del mismo título. Lamentablemente, la frankensteinzación de tres álbumes en una sola película, así como lo mucho que se notan las costuras al monstruíto, es otro de los problemas de que adolece el film, que sin esta estratagema narrativa se hubiera quedado en película de episodios (que, por cierto, las hay muy buenas). Los álbumes son, creo, Sin City, La gran matanza ( The Big Fat Kill, quizá la adaptación más floja de los tres) y That Yellow Bastard.
Lo pasé mal, muy mal, viendo la película. No porque sea una mala película, que es excelente en muchos aspectos, y estoy deseando (masoca que es uno) comprarla en deuvedé cuando salga para verla en casa como Dios manda: con cigarrillo y tequilita. Lo pasé mal porque contiene una violencia estética y hasta muy bella conducida a su máxima expresión. Es como si las puertas del infierno se hubieran abierto y las cruzases para encontrarte con los grabados de un Gustavo Doré moderno llamado Frank Miller: canibalismo, tiros y puñetazos cada dos por tres, gore desatado y hasta lírico que convierte a Harry el Sucio en cine de parvulitos, carreras espectaculares en coches conducidos por personajes enloquecidos; pero sobre todo, esa angustia sórdida y esa violencia perpetua, insistente, sin respiro, impredecible a veces y sin lógica ninguna, que parece ser la violencia de nuestra época de terrorismo internacional, safaris en estaciones de metro, violaciones y asesinatos sin un Marv que los vengue y, sobre todo, humillación constante de la dignidad humana en todas partes. Creo que Sin City es, ante todo, una película que refleja muy bien la turbiedad moral del mundo en que vivimos y la angustia nihilista de nuestra generación. Es una película que algún día podría ser referente generacional, como en otros tiempos lo fueron Lo que el viento se llevó, Rebelde sin causa o Easy Rider.

Estéticamente, la película es formidable, y a esto contribuye que ese gran autor de tebeos que es Frank Miller haya metido su cuchara hasta el punto de figurar como co-director junto a Rodríguez. Un blanco y negro delicioso adornado por efectos de color (me recuerda el vanguardismo de Europa, de Von Trier), y sobre todo, una estética de blanco y negro pintado que le debe mucho a la obra comiquera de Muñoz y Sampayo (influencia directa en Miller veinte años antes del éxito de éste último), pero también a una larga tradición de cine negro a la que el cine americano nos tiene bien acostumbrados y que aquí se amalgama con el género de terror que más me asusta. Efectivo Bruce Willis (como casi siempre), linda pero sosita Jessica Alba, estupendo Benicio del Toro y genial, absolutamente genial Mickey Rourke como Marv. Me alegra mucho que haya regresado este pirado, con tanta fuerza y tan bien arropado por un equipo artístico impecable, desde sus infiernos personales. El mejor trabajo actoral de la película.
Sin duda, Sin City es un film que yo no recomendaría abiertamente a todo el mundo, pero es una película que debe ver cualquier individuo interesado en la evolución del séptimo arte. No hay consuelo después de que se enciendan las luces al final de la proyección, y es por esto una película que dinamita la esperanza y apesadumbra el alma: no es un divertimento del que podamos despertar como de una fantasía o de un sueño, de algo que no acontece en la vida real.Desgraciadamente, Sin City es un lugar lacerantemente real donde todos los horrores están permitidos. Un lugar que podría ser tu ciudad (da gracias de que no lo sea) y donde todo, absolutamente todo, es absolutamente posible. Podría dar nombres de Sin Cities auténticas. Como digo, una película posiblemente generacional. Nadie se salva: todos estamos infectados de una forma u otra, aunque unos más que otros. En realidad, Frank Miller no inventa nada que no ocurra en la vida, de ahí el carácter de este film, que es trágico más que cómico (algunos ven la película como una especie de cirquito inverosímil, quizá para ponerse una venda en los ojos ante el horror). También desde este punto de vista habría que decir que el film Sin City es, como En las cimas de la desesperación de E.M. Cioran, un estado del alma.

14 comentarios:

nacho dijo...

Nice post, me extrañaba que no hubieras comentado Sin City... je. Montaña rusa con Mara Salvatrucha: alucine personal, ¿no?, pero es una buena imagen...
Saludos desde por acá.
humphreybloggart

Jody Dito dijo...

Bueno, creo que debo comentar esto, Porque la película ha estado en boca de todo, todo el mundo desde hace más-menos 1 año.
Yo no he visto la película todavía. Y al leer tu comentario pues no sé, no sé si estás diciendo que es buena o mala, así sin más.
La violencia generacionel es exacto, hasta hay un juego para la "play" que es igualito a la peli, ese de las bandas de Los Angeles, San Francisco y no sé que más (no me acuerdo del nombre) y eso que he jugado. Es verdad, esa violencia existe, y más aún, ya que todo es posible en la realidad, que supera a la ficción (se ha dicho muchas veces)

Ahora ¿es buena la película por la violencia explícita?...como dices que se ve en ella. ¿es mala por ser una sucesión de viñetas de tebeo?...como dices que se ve.
Frank Miller, solo figura en los créditos, no ha hecho nada, bueno el tebeo, lo dijo R. Rodriguez. ¿es buena o mala por esto?.


¿es buena porque sigue la tradición del cine negro americano? según cuentas, Sin City se queda muy atras con respecto a ese cine, solo recordar la peli de cine negro "Atraco perfecto" (me parece que es éste el título), obra maestro de dicho cine.

¿es buena porque tiene pintado el blanco y negro?, parece que te recuerda a Muñoz y Sampayo, si es así, creo que no hay comparación posible. Muñoz y Sampaño no resiste comparación, son los más grandes del tebeo en ByN. Me acuerdo que cuando los ví por primera vez me quedé paralizado viendo las viñetas.
Y si se tienen que comparar a algo, se pueden comparar, estos si, al cine negro americano.

Bueno y como puedes imaginar hay muchas más preguntas del estílo... ¿es buena o mala por.....?. Haces una muy buena disección y crítica de Sin City pero me sigue pasando como al principio, cuando oí comentar la peli por 1º vez, no pude, ni puedo, sacar en conclusión si es buena o mala. Todos son tan "eclécticos" como tú.

En fin, perdon por ocupar tanto espacio, pero, la película ¿es buena o mala?

Jody Dito dijo...

Perdón, se me pasó. ¿Cioran?, ¿la peli es como un estado del alma?, Cioran dixit.
Por Favor Ricardo, Cioran es el más, más, más pesimista de todos los filósofos (por decir algo)coñazos que conozco. Cioran me dejo de gustar a los 21 años, cuando leí a Mircea Eliade (su antítesis).
Si la peli te evoca a Cioran ya has contestado a mi pregunta. La peli es MALA definitivamente. Y dejemos aparte lo del suicidio de Cioran.

nmmnnkkoojojokpjouigi dijo...

El cine, insisto, utiliza la fotografia como su medio fundamental de expresion. Esta obra tal vez resita una facil categorizacion y resulte novedosa, llamativa, un trabajo muy exhaustivo y en sintesis, una experiencia visual positiva, o tal vez no, pero para mi gusto que lo unico que es cierto respecto a este experimento es que esta mas alla de las fronteras de lo que es el cine: La fotografia puede estar bien o mal tomada pero no produce imagenes artificialmente de la forma que aqui se producen. Algunas transiciones del comic al cine, y experimentos en la forma narrativa de vignetes, que el cine toma como prestamo del comic me parece que podrian ser: " El Museo del Horror (Creepshow)" de George A. Romero, y la misma "Pulp Fiction" (que desde el titulo pone en evidencia su relacion con la literatura grafica, economica y de bolsillo), imitada incansablemente por derroteros del cine nacional como Alejandro Gonzalez Inarritu con sus "Amores Perros" ( y que no piensa aparentemente dejar de seguirlo haciendo) y Jorge Fons con su "Callejon de los Milagros". Ya lo sabe, puede ignorar mi comentario ya que pienso que esta, como todo producto donde el verdadero movil sea el de amasar fortunas y contribuir solo de paso con algo novedoso (que en este caso es, segun mi apreciacion, solo respecto a lo espectacular y llamativo que pueda ser un producto, y no necesariamente a lo provechoso), no merece el apoyo de nadie por que sus creadores tienen mas dinero del que puedan gastar toda su vida, y estan dispuestos a sacrificar, canibalizar, pervertir, faltarle al respeto y desvirtuar cualquier merito que pudiera haber aportado una de sus obras en pos de exprimirle hasta la ultima gota de potencial de producir dinero, que no les va a alcanzar la vida para gastar, como le decia ya. Tan solo tomemos en cuenta que Robert Rodriguez, co director de esta pelicula, eclipso todo merito artistico de su legendario "Mariachi" haciendo dos secuelas costosisimas e incongruentes en todo aspecto con el arte de hacer cine de bajo presupuesto, capitalizando con una imagen de director aventurado cuya menor preocupacion es el dinero y mayor virtud es la capacidad de franquear obstaculos a traves de la creatividad, que no tardo nada en sacrificar, con una serie de videos chatarra llamados "la escuela de cine de 10 minutos de Robert Rodriguez". El que quiera hacer algo novedoso sin poner, como dice usted, "los codos en la mesa" y seguir la huella evoloutiva que algo con tanta tradicion como el cine ha dejado esta condenado al fracaso y al ridiculo, por que no sabe ni de lo que esta hablando cuando proclama como bandera "revolucionar" un medio que no conoce. En otras palabras, 10 pinches minutos no bastan. Nomas como dato de cultura general (de esos tan buenos para lucirse en los convivios): Rodriguez ya prepara dos secuelas mas de " Sin City" tal como lo hizo con el Mariachi con los lamentables resultados que ya conocemos. A ver si les sabe igual, tal como no les supo a los que elevaron sus loas mas acabadas por "El Proyecto de la Bruja de Blair" una vez que se salio una 2da. parte, y que eso fue el resto de la historia de estos dos cineastas que hasta la fecha no han hecho practicamente nada de su vida. Ni siquiera se puede decir de ellos que "lo que hicieron despues no alcanzo el merito artistico de sus obras precedentes".

Apoyar el cine hollywoodense es tan grave como votar por Bush por 3ra. vez, cuando solo un ciego no veria las consecuencias.

Jody Dito dijo...

Don Melon:
Lo que usted dice acerca de ese tipo de cine del que habla, aqui en España tenemos un representante paradigmático; Almodovar (lo digo con conocimiento de causa ya que le conozco personalmente y he visto varias de sus pelis, otras no porque podría morir en el intento)
Y en cuanto al cine de Hollywood, en absoluto estoy de acuerdo con usted. Hoy por hoy es tan válido como la "nouvel Vague" francesa o el cine social que se hizo en Brasil en los años 60, como ejemplos extremos. El cine negro de Hollywood y ciertos directores son "maestros" y referencias mundiales, insuperables.

En cuanto a votar a Bush por tercera vez es, simplemente, una obligación. En el siglo XXI la izquierda ha perdido todo el valor ideológico que tuvo ( si alguna vez existio)tanto en America como en Europa, la izquierda, es una fábrica de propaganda y un "sacamantecas" del individuo (impuestos, pensamiento único, engaño, privilegios del poder......) Por lo menos el Liberalismo tiene una ideología aplicable y generadora de libertad (puedes decir que no estas de acuerdo con algo, se basa en la igualdad de oportunidades, te hace ganar dinero y , ante todo, la clase política cuando accede al poder ya tiene dinero, no tiene que cogerlo desde el poder).

Perdón por ocupar tanto espacio Ricardo.

nmmnnkkoojojokpjouigi dijo...

Profe:

Tiene usted al principio de la lista de comentarios para este post un ejemplo de spam bloguero, y ya se dará usted una idea de lo feo e injusto que resulta.

Reconociendo mi maña de escribir largo y tendido, me uniría a pedir disculpas con Jody, pero creo que los que deberían disuclparse son aquellos cuyos comentarios son tan impertinetes que ni siquiera ponen su nombre al hacerlos (me refiero a los spamers).

Jody:

Agradezco sus opiniones. Almodovar está proscrito, tal como el cine hollywoodense de mis alternativas(con la única excepción este año de "Land of the Dead" por que es la única película en estos últimos tiempos que le sirve a su director para externar con franqueza sus opiniones y darle a su obra un sello personal, y no un estándar industrial como el resto de la basura que será la única opción que tengamos si perdemos nuestro tiempo en visitar los multiplexes, además de que George A. Romero, a quien los tarantinos y Rodríguez le deben todo, siempre ha sido un tipo con los huevos muy buen puestos en su sitio). El cine, además de la fotografía (que es literalmente lo primero que salta primero a la vista), tiene otros elementos que Almodovar descuida, o desgasta, y nos garantizan la mayoría de los casos que su película siguiente no tendrá otro ingrediente que la misma mengambrea de todas las demás. Hay temas recurrentes en todos los artistas, pero la diferencia entre Almodovar y los demas es que dichos elementos en su obra son los que menos trabajan. Además, con un cine tan competitivo y del que están surgiendo tantas cosas novedosas tan constantemente como el nacional de ustedes (del que yo soy un ferviente fanático) quién se va a fijar en idividuos arcaicos como él?

Ricardo Vigueras dijo...

Bueno, Jody. Yo creo que la película es buena. Objetivamente, así es, lo que no quiere decir que la pasara bien viéndola. No me gusta el terror ni me gusta el gore, y esta película tiene demasiado de uno y otro. No critico el género de terror, pero no es lo mío, no me gustan las emociones fuertes. Heredera del cine negro, en cuanto a la estética, pero en cuanto a la narración del film, éste se acerca más al terror, demasiada sangre y demasiado ruido y susto. Objetivamtne, insisto, es un buen film. Le pondría, cuanto menos, tres estrellitas de cuatro (***, de 4). El tratamiento de la imagen es lo cautivador, sin duda.

En cuanto a Cioran, todo es cuestión del cristal con que se mira. Cioran es lectura de una época, y a mí me salvó de una depresión gorda la lectura de En las cimas de la desesperación, cuanto estaba en mis veinte. Ahora no me encuentro de ánimos para leerlo, mi vida se acerca más a un estado senequiano de la apreciación de la vida, y ya que estamos, te diré que es a Séneca a quien leo ahora con mucho gusto.

Gracias por explayarte a gusto, Jody. Ya sabes que estás en tu casa. Más tarde continúo replicando a Don Melón, porque lo que es ahora, me tengo que ir pitando a clase.

Un saludo a todos.

Lula dijo...

Estaba esperando tu comentario de la película, pero ¿no mencionas a Tarantino? Él fue invitado a dirigir (y, si no me equivoco)la historia donde participa Del Toro tiene un sazón similar a Kill Bill.
Saludos!

Anónimo dijo...

Que bueno que tambien esta en consideracion el cine nuevo pues muchas veces viendo el pasado nos perdemos pensando que el pasado es todo pero el pasado es solamente un tanto de nuestras vidas, las peliculas modernas son precisamente el reflejo de lo que somos, Sin City es una pelicula que no esta muy lejos de la realidad, gracias a la globalizacion diria yo.

Atte. Felix Medina

Ricardo Vigueras dijo...

Lula: Tarantino dirigió, según creo, la escena del coche con del Toro hecho fiambre y hablando hasta por los codos. Kill Bill se me pasó, pero si es tan violenta como ésta, la veré en casita con mi cigarrito y mi biberón.

Un saludote.

Ricardo Vigueras dijo...

Félix: yo soy principalmente un clásico. Me interesa también el presente, pero menos, y poco o nada el futuro. Por razones profesionales y de edad (sentimentales), prefiero lo pasado e historiable. Como dijo Quevedo: "Ayer se fue, mañana no ha llegado,/ hoy se está yendo sin parar un punto./ Soy un fue, y un será, y un es cansado".

Un saludote.

Tschka dijo...

...a pinche Melon tan mamon. Habla usted como todo un critico, bueno para hablar y no decir nada. Ya quisiera verlo dirijir una peli, y una de esas que dice, independiente. Es mas, dese un quemon y gravele la graduacion al sobrinito y editelo. Vera con mas respeto el jale chatarra de los hollywoodenses, que no son mis favoritos, pero si son unos chingones para lo suyo. No mi Melonene, la cosa no es tan facil. Hacer buen cine cuesta un guevo, y nadie le da el dinero, a poco usted siemrpe como sano? a veces un confleis o unas papas fritas con una coca cola bien fria no caen mal. Asi que a veces hay que hace papitas fritas pa sacar pa la papa, pal proyecto ese interesante. Ningun director tiene en la mente a los criticos, y que bueno, para mi, la mitad Melon, la otra, Sandia y le sigo. La neta que estoy cagado de la risa con sus comentarios tan inocentes, tan desinformados. Y esto se lo digo, con la misma autoridad que usted usa. Ricardo, ahi te mando un poco de mi jale, a ver que piensas.

Ricardo Vigueras dijo...

Hola, Tschka. Bienvenido. Creo que eres un poco injusto con don Melón. El tiene sus ideas y las expresa a su manera, a veces de manera impetuosa, como suele suceder en los blogs, donde no siempre hay tiempo para argumentar con pruebas contrastadas todo lo que se dice. Tampoco está bien andar agrediendo a la gente porque uno no piensa como los demás o porque su forma de expresarse no nos gusta. Pongámonos los guantes blancos antes de escribir, plis.

Tschka dijo...

...Melon, Vigueras, publico educado de asiduo a este blog de cinefilos y la chingada. Mis disculpas. La miel no se hizo pa nosotros los marranos. No entiendo ni una puta de lo que hablan. Ora, se oye chingon eso si. Ya aprendere que es eso de la educacion, de la critica de cosas que ignoro, a apreder a hablar y escribir. El Melon es buena persona y Vigueras cuando yo lo deje, parecia chimenea con sus cigarros, y se la pasava riendo. Espero que estes igual. Ora que si mas gordo, chingon, quiere decir que sos feliz. Y eso es lo mas importante... ahi ta. Quien me manda meterme en estas madres...