domingo, enero 14, 2007

DA GUSTO VOLVER A ESA MADRIGUERA QUE UNO LLAMA HOGAR

Una semana después de colgar mi último blogo sin mensaje, regreso a este púlpito de Ikea. Como habéis podido ver, no he blogueado mucho en estas fiestas... Demasiado champlán y mujeres, por Baco. Decidí hacer un alto en el camino, a pesar de que incluso me llevé en el chupón algunas reseñitas ya concluidas. Nada de nada, a descansar y a olvidarse de todo. En vez de bitácoras, familia, amigos, todo el día con la cabeza metida en el puchero de mi mamá (he engordado bastante, ¡menuda noticia!) y por las noches en los queridos antros donde el whisky tiene carne de seda y suave es la noche. Como siempre, me traigo las maletas cargadas de papel y sueños. Ahora mismo estoy absorto con la lectura de 2666, de Roberto Bolaño, una novela-mundo donde el gran chileno, fallecido prematuramente para nuestra desgracia y la de la literatura universal, se adentra en el escabroso tema de los feminicidios de Juárez. Creo que iré colgando aquí mis impresiones sobre esta obra llena de literatura grandiosa y de desierto (tome nota, mi querido Ego: aquí encontrará ese desierto que usted busca convertido en literatura excelsa). Tebeos, películas, libros… No voy a hacer una relación de todo, pero también ha sido para mí un placer toparme en los Fnac con la serie para televisión El reino, de Lars Von Trier, una joya que ahora mismo llevo por la mitad y que merece la pena. Ocho capítulos tocados por el genio de ese danés tan sublime.

Y bue… Regreso con mucho trabajo por delante, así que no siempre va a ser posible mantener listo y lindo este púlpito de la blogofera y donde cada quien puede encontrar un nicho a su medida. A pesar de los pesares, da gusto volver a esta madriguera que uno llama hogar.

3 comentarios:

Don Melón de la Huerta dijo...

Pues Bienvenido, Amigo!:

Y por lo de los quilitos de más, ya verás como los rebajas con las caminaditas de tu oficina a los salones de clase, que hasta yo me canso nomás de pensar...

Esperamos con ansiedad oir sobre lo que nos trajiste de por allá de tu rancho.

Francisco Serratos dijo...

Lo apuntaré en mi lista de libros para leer este año.
¡Bienvenido!

F. S.

Whisky Joe dijo...

yo tampoco he terminado 2666, pero va muy bien, es la archihostia esa novela; definitivamente Bolagno es uno de los grandes. Llamadas telefo'nicas y Putas Asesinas me gustaron mucho, entran en el grupo de los llamados "rehostias".

Un saludo, un abrazo.