martes, enero 22, 2008

LOS SOPRANO: IT WAS A VERY GOOD YEAR



Arriba tienen el fantabuloso comienzo de la segunda temporada de Los Soprano, mi serie de televisión fetiche en estos momentos. David Chase se estrenó con un repaso a todos los personajes importantes de la serie unos meses después del fin de la primera tanda de episodios (cada temporada de esta serie consta de 13 episodios, salvo la sexta y última que es doble). En esta ocasión, el repaso tiene como fondo una nostálgica melodía de Frank Sinatra, italiano de oro que, por sus vínculos con la mafia, no sobra precisamente en esta apertura magnífica de la segunda temporada. El tema se titula It Was a Very Good Year, y la letra va como sigue:

When I was seventeen
It was a very good year
It was a very good year for small town girls
And soft summer nights
We'd hide from the lights
On the village green
When I was seventeen

When I was twenty-one
It was a very good year
It was a very good year for city girls
Who lived up the stair
With all that perfumed hair
And it came undone
When I was twenty-one

When I was thirty-five
It was a very good year
It was a very good year for blue-blooded girls
Of independent means
We'd ride in limousines
Their chauffeurs would drive
When I was thirty-five

But now the days are short
I'm in the autumn of the year
And now I think of my life as vintage wine
From fine old kegs
From the brim to the dregs
It poured sweet and clear
It was a very good year

It was a mess of good years

Se trata de una de las canciones emblemáticas de Sinatra, tanto que ha sido parodiada y homenajeada en multitud de ocasiones. Por ejemplo, por el entrañable Capitán Kirk de Star Trek (William Shatner) en un programa de televisión de los primeros años 70, donde parodia este bello tema, como pueden ver más abajo en este otro tutubo, donde, en mi opinión muy personal, Shatner está como para ser corrido a sombrerazos del plató por relamido y empalagoso. Pero bueno, hemos quedado en que se trata de una parodia (¿o no lo es?):



Y por fin, una tercera versión: la de los Muppets, que en la España de los 70 llamábamos Los Teleñecos. ¿Recordáis a aquellos dos viejos carcamales que cerraban cada episodio quejándose por la mala calidad de los espectáculos? Pues también ellos se ven ahora atacados por la nostalgia de Sinatra y nos dan su propia versión de este tema clásico, añadiéndole unas hilarantes gotas de su cosecha.



De las tres versiones, me quedo con la de Los Soprano. En mi opinión, juega muy bien con ese sentimiento de melancolía y vacío que, de una manera o de otra, embarga a los personajes de esta telenovela de mafiosos. No hay que olvidar que uno de los grandes aciertos de la serie de David Chase ha sido presentarnos, con sus claroscuros, la vida cotidiana de la mafia italoamericana que, en fin, como tu vida cotidiana o la mía, también tiene sus grandes dosis de grisedad y hasta de frustración (y es que Chase y su equipo han conseguido que hasta sintamos cariño por esta pandilla de personajes a los que, en la vida real, no podríamos mirar a la cara sin mearnos en los pantalones). Y como parodia, me quedo con la hilarante versión de los Teleñecos. Y hablando de Muppets o Teleñecos, ¡lo que yo daría por ver a Hugo Chávez, mi teleñeco favorito, cantando su propia versión de It Was a Very Good Year! No nos quiere dar ese gusto, aunque, ¿qué importa? Chávez siempre es motivo de risas y felicidad cuando se asoma a la pequeña pantalla de mi hogar.

1 comentario:

tristan dijo...

Extraordinario post. La versión de los Soprano es maravillosa, pero la de los viejetes cascarrabias de los Muppets casi me han hecho aflorar unas lagrimitas.
¡OLÉ!