jueves, abril 24, 2008

FICHAS TOUTAIN XCV: JOSEP TOUTAIN (1932-1997)

Barcelona, 1932-1997. Editor, dibujante, guionista. Josep Toutain Vila, “el Sheriff de los tebeos” (como lo llamó Joan Navarro), fue una de las personalidades más destacadas del mundo de los cómics en España, donde inició su andadura como dibujante y guionista a finales de los años 40 y primeros 50. Representante de la fructífera generación del medio siglo, en la que destacaron artistas como Víctor Mora, Francisco Hidalgo, Julio Ribera, Antonio Carrillo y otros. Publica Polito, chico moderno (semanario El Coyote, 1951), El héroe de Saipan o Silvya Millones (A todo color, 1952), y su firma (como José Toutain) aparece en semanarios como Pocholo o Historietas. El mismo Toutain, como uno “de los principales promotores (que no culpables) de la fuga de talentos españoles”, recordaba en la Historia de los Cómics cuál era la situación a principios de los años 50:

Censura, precios bajos y falta de puestos de trabajo originaron a principios de los años 50 la emigración masiva de artistas españoles a Francia y Sudamérica. El nacimiento de las agencias contuvo la emigración física, pero dio mayores facilidades a la fuga intelectual.

Toutain dibujante

Convertida Barcelona en la capital de la edición en España, se consolidan en los años 50 las grandes agencias de historietas que negocian en el extranjero el talento de sus representados. Las más importantes serían Creaciones Editoriales (de Bruguera), Bardon Art (Jordi Macabich), y muy pronto, Selecciones Ilustradas (Toutain). En colaboración con Antonio Ayné (co-propietario de Ediciones Toray) funda Selecciones Ilustradas, que llegaría a ser la agencia más destacada del territorio nacional. Desbordado por el trabajo y la responsabilidad, Toutain abandona la creación gráfica de historietas, aunque regresaría eventualmente a los guiones (como en 1974 con Herma, dibujada por José González). Selecciones Ilustradas no sólo dio trabajo a gran número de profesionales del tebeo durante cuarenta años, sino que les labró un mejor porvenir en el extranjero, donde consiguió el reconocimiento internacional a los dibujantes españoles. Durante los años 50 y 60 Selecciones Ilustradas proporciona encargos de sindicación para revistas principalmente inglesas que publican historias de amor, de guerra o del Oeste. Los dibujantes trabajaban para revistas populares sin derecho a créditos autorales ni a devolución de originales, además de hallarse siempre supeditados a guiones de escritores ingleses; sin embargo, también pasaron de cobrar la pequeñez de 25 pesetas la viñeta en Francia a 125 pesetas para Inglaterra, lo cual resultaba un abismo en comparación con las condiciones laborales en España. En 1956 Selecciones Ilustradas queda definitivamente fundada como empresa, pero la asociación Toutain/Ayné se disuelve en 1963 y Toutain queda en solitario como capitán del barco. Comienza la edad de oro de Selecciones Ilustradas.

Portada de Creepy, por Enric

El declive de los tebeos de sindicación en el extranjero y el auge en Estados Unidos del nuevo cómic “de autor” ofrecerían una oportunidad inmejorable a Toutain que éste supo aprovechar en beneficio de todos. Tras aquel legendario “desembarco en Nueva York” en 1970, tras el cual se convirtió en representante de los artistas que publicarían en las revistas de terror y fantasía que Jim Warren editaba en Estados Unidos (Creepy, Eerie, Vampirella, etc.), cambian las condiciones para muchos de los dibujantes representados por Selecciones Ilustradas: se les reconoce al fin el derecho a firma de sus historietas, y en algunos casos, el derecho a escribir sus propios guiones. Además, algunos de los galardones más importantes de la industria de Estados Unidos irán a parar a sus manos. Los años míticos de Selecciones Ilustradas, posibles no sólo al gran talento de sus dibujantes (Esteban Maroto, José González, Josep Maria Beá, y un largo etcétera de grandes figuras), sino a las habilidades de Toutain como relaciones públicas, pueden documentarse a través de dos obras de referencia: el libro Memorias ilustradas, del artista Fernando Fernández (Glénat, 2005) y la saga Los profesionales, donde bajo nombres supuestos (pero casi transparentes), el dibujante y guionista Carlos Giménez lleva a cabo una evocación de aquellos años donde cuenta las vivencias de la agencia Creaciones Ilustradas, comandada por el simpar Filstrup (claro trasunto/homenaje de Josep Toutain).

Filstrup/Toutain, por Carlos Giménez

Toutain fue también formador de todo el grupo de editores que en los años 80 tomó el relevo de la edición en España para consolidar un cómic autóctono de calidad con proyección internacional y peso artístico: Rafael Martínez (Norma Editorial), José María Berenguer (Ediciones La Cúpula) y Joan Navarro (Complot, Glénat). A finales de los años 70, y durante toda la década de los 80, Josep Toutain se lanzó a la aventura de la edición, y las revistas de su sello Toutain Editor (Creepy, 1984, Ilustración + Comix Internacional, etc.) sirvieron como puente entre los consagrados artistas que él mismo había representado y el descubrimiento de nuevos valores. Afianzado en el boom del nuevo cómic adulto que vino con la Transición en España, publicó una de las aventuras más entusiastas y soñadoras de la historia del medio en nuestro país: la Historia de los Cómics (1982). Coordinada por Javier Coma, aún hoy constituye una de las obras de referencia internacional sobre la historia de este arte.

El tío Creepy te necesita

Los años 90 traen la desaparición de la gran época de las revistas y del estilo Toutain de entender el cómic. Sobre esta clase de revistas y sobre los personajes tradicionales del tebeo español (que nadie va a resucitar con nuevos bríos) se imponen otras estéticas, personajes y formatos. Tras el hundimiento de Toutain Editor, Josep Toutain se embarca en nuevas empresas y aventuras que no sólo guardaban relación con la historieta, sino con la expresión artística en general, pero ya era tarde. A estas circunstancias adversas se unieron problemas de salud, hasta su fallecimiento en 1997.

Richard Corben y Toutain en los años del boom del Nuevo Cómic

Se ha dicho siempre de Toutain que fue un empresario soñador, alguien que no sólo quiso ganar dinero publicando revistas de historietas, sino que defendió e impulsó el cómic adulto como forma de arte durante toda su vida. En su honor se creó el Premio Josep Toutain al Mejor Autor Revelación, el cual se concede una vez al año dentro de las actividades del Salón Internacional del Cómic de Barcelona.

Listado completo del catálogo de publicaciones de Toutain.
Los profesionales de Carlos Giménez, en la página de este autor.

Fuentes utilizadas

—Javier Coma, “Aquel desembarco en Nueva York”, en Cómics clásicos y modernos. PRISA. Madrid, 1988.
—Antonio Martín, Apuntes para una breve historia de los tebeos. Glénat. Barcelona, 2000.
—Joan Navarro, “Josep Toutain. El sheriff de los tebeos”, en Slumberland 27. Camaleón Ediciones, Barcelona, octubre 1997.
—Josep Toutain, Recuadro con declaraciones en Javier Coma (ed.), Historia de los Cómics (vol. 2), Toutain Editor, Barcelona 1982, p. 504.
—Salvador Vázquez de Parga, “Grandeza y servidumbre de los cuadernos de aventuras”, en Javier Coma (ed.), Historia de los Cómics (vol. 2), Toutain Editor, Barcelona 1982, pp. 497-504.

4 comentarios:

La Perse dijo...

Precioso -y merecido- homenaje a Toutain, enhorabuena. Aquellas personas que poseemos su Historia de los comics somos, desde luego, afortunadas...

(Perse/Werewolfie)

Aurora dijo...

Pues yo lo recuerdo como un tipo engreído y manipulador, siempre temeroso de que la gente descubriera sus lagunas intelectuales. Eso lo suplía con una arrogancia que casi nunca resultaba enternecedora, más bien estomagante.

El Pobresor Gafapasta dijo...

Ay, Aurora. Yo no sé quién eres, pero tuviste al menos la suerte de conocer al verdadero Toutain, no a aquél del que hablamos los historiadores. Yo no conocí a Toutain, sólo su imagen pública y su obra. Es con lo que puedo trabajar. No sé si te envidio, creo que no. Chandler dijo: "Si te gusta una obra, no quieras conocer al autor". Yo estoy de acuerdo con esa aseveración. Para mi desgracia, he tenido que conocer a algunos autores que admiraba que luego hubiera preferido no conocer. Y que ya no leo. O sea, que te entiendo. Pero los hechos son los hechos. Y dentro de esos hechos, creo que Toutain también debió ser como tú dices.

Gracias por dejar tu opinión en esta humilde página, y un saludote.

auroragmail.com dijo...

Profesor Gafapasta, yo tampoco sé quién eres, pero vuelvo a molestar con el único fín de expresar mi admiración. Tu excelente respuesta a mi nota, ha sido la propia de una persona muy inteligente, paciente y sensible.
Gracias a ti, y saludos.