martes, abril 21, 2009

MARCO EL GLADIADOR (OLAC THE GLADIATOR), POR DON LAWRENCE

Publicado originalmente en Inglaterra por la editorial Tiger como Olac the Gladiator, Marco el gladiador fue la traducción hispana de aquella obra más bien mínima de Don Lawrence. Sólo llegó a dibujar tres historias repartidas a lo largo de 32 páginas, y en España se editaron sólo dos de ellas. En Marco/Olac, a pesar de la falta de expectativas, brilla el buen hacer del artista a quien debemos El imperio de Trigan, y sobre todo, hay una espléndida recreación de ambientes y atmósferas. Por medio de éstas, Lawrence se adscribe a la corriente expresionista en la recreación de la Roma clásica (como en los primeros cuadernos de El Jabato, de Mora y Darnís) y se aparta de la brillante o marmórea (Alix, de Jacques Martin).

Olac/Marco es un epígono gráfico de Brick Bradford. Marco, príncipe de los gladiadores, viaja a Britania para reencontrarse con su hermano Cumnor, a quien no ve desde hace muchos años. Al llegar a la vieja casa familiar en Lundinium, descubre que Cumnor ya no vive en ella y ha desaparecido de la ciudad. Un amigo de Cumnor, llamado Dextrius le informa de que su hermano ha sido mandado al norte, hacia la muralla de Adriano, como esclavo de la legión XXI por conspirar contra el tirano que gobierna Roma, el cruel Sergius. Marco y Dextrius parten al norte en busca de Cumnor. Pronto conoce al rebelde Ogginax una especie de Hércules britano con quien hace buenas migas.

Los conflictos entre romanos invasores y autóctonos britanos son el meollo de la primera historia de las dos que componen el dístico publicado por Maga. El mensaje del gobernador, romano de noble carácter, es pacifista, cuando recuerda a Ogginax (3/2,7): “Roma necesita hombres como tú. ¡No la odies! Ella ha dado a tu país civilización y paz. Trabaja con Roma y ella te recompensará bien”. La composición de página es dinámica, buscando siempre un diseño que, además de contar con efectividad la historia de Marco, resulte atractivo en su conjunto.

La segunda aventura, La rebelión de los gladiadores, empieza en 4/8. La gran curiosidad de la segunda historia radica en el guión, que salta precipitadamente de una Britania ocupada por Roma en tiempos posteriores a Adriano (117-138 d.C.) hasta una Roma gobernada por el dictador Tarquino (¿Tarquino el Soberbio?), a quien sucede en el cargo otro dictador, Aulo. De esta manera, la serie se desvía para siempre de la verosimilitud histórica y corre a precipitarse en la fantasía histórica de época romana. En España fueron editados seis números por Ediciones Maga, donde, tras su conclusión enlazó con la serie nacional Quintín, pajecillo valiente. Las portadas de la edición española correspondieron al ilustrador Serrano.

Marco el gladiador para descargar en CBR, clicando aquí.

1 comentario:

PAblo dijo...

Un tebeo muy interesante que desconocía. Buena recuperación.

Impacientes Saludos.