martes, mayo 01, 2007

SOY TWINPEAKÓLOGO

Por fin ha salido al mercado la segunda temporada de Twin Peaks, la atmosférica serie de David Lynch que a principios de los años 90 proporcionó un nuevo giro de timón a este arte de la serie televisiva, quizá la última heredera del folletón decimonónico. Yo vi Twin Peaks en mis tiempos de estudiante universitario, e incluso la grabé completa en video cuando TVE la volvió a emitir. Es, junto con Hill Street Blues, mi serie favorita de todos los tiempos. Soy un twinpeakólogo. Hace dos años la casa Paramount sacó al mercado la primera temporada (siete episodios), pero extrañamente no adjuntaron el programa piloto en los Estados Unidos, mientras que en la edición europea y mexicana el pack contenía los siete episodios de la primera temporada, y el piloto. El piloto, como todo el mundo sabe o debería saber, narra la aparición del cadáver de Laura Palmer (la chica más buena del insignificante Twin Peaks, un pueblillo entre montañas en la frontera con Canadá) y la llegada del Agente Especial del FBI Dale Cooper a esta localidad para resolver el asesinato. A esta irregularidad de la edición norteamericana de la primera temporada de la serie se añadió el hecho de que, durante dos años, la Paramount no sacó al mercado la segunda temporada, dejando en vilo a quienes se acercaban a ella por primera vez, nada menos que con el Agente Cooper herido de bala en el Gran Hotel del Norte y el caso de Laura Palmer sin resolver. Fue uno de mis regalitos de Navidad en 2005.
Después de dos largos años, la espera ha concluido este mes. Paramount ha sacado la segunda temporada (22 episodios), en cuyo episodio 16 concluye el arco argumental del asesinato de Laura Palmer. Los episodios que siguen, para mí, son prescindibles, ya que la serie comenzó a dar bandazos sin que nadie supiera hacia dónde se dirigía. A pesar de esto, el caso de Laura Palmer, formidable, ya pertenece a la historia del arte televisivo. Como hoy domingo es mi cumpleaños no me quise esperar a pedir la segunda temporada por Amazon (con un jugoso 35 por ciento de descuento), así que me la autorregalé en un vulgar Sangron´s. Pero claro, no tiene sentido comenzar desde el primer episodio de la segunda temporada, así que he reiniciado el caso de Laura Palmer desde el piloto: en total, 17 capítulos que dan cuenta de la vida de los extraños o pintorescos habitantes de Twin Peaks y del no menos extraño Agente Cooper (Kyle MacLachlan) intentando resolver el crimen de Laura Palmer. Teniendo en cuenta que la serie viene firmada por mi querido David Lynch, es una gozada completa: crimen, sensualidad, humor y surrealismo en uno de los mejores momentos de su creador. Twin Peaks es un melodrama noir, y fue su aire de melodrama colectivo posmoderno, onírico y un poco socarrón lo que desde su primer episodio convirtió la serie en un éxito en Estados Unidos y luego en el resto del mundo. Desde su ya clásico El hombre elefante (1980), Lynch no había obtenido tanto reconocimiento en su propio país, y desde luego, no lo ha vuelto a tener después, ni con el fallido intento de serie televisiva que fue Mulholland Drive, ni con ninguno de sus singulares filmes. Quizá sea la excepción su deliciosa The Straight Story (1999), una película tan sencilla y transparente que no parece de David Lynch.



Y vaya, pues como el día no tiene 48 horas y voy a dos episodios por día en las únicas horas que tengo libres durante la noche, ahora mismo estoy muy absorto revisitando Twin Peaks, razón por la que creo que voy a dar un poco la lata con esta serie durante un buen rato. Por lo pronto, os dejo arriba la apertura de la serie con el maravilloso tema de Angelo Badalamentti, cortesía de Tutubo, donde, por cierto, puedes buscar y encontrar en trocitos todos los episodios en inglés del caso de Laura Palmer. Más conveniente todavía es bajarte de la Mula de Alejandría la serie completa en el idioma que más te guste: español, italiano, francés o inglés.

¿Y por qué de la Mula? Porque, ay, las irregularidades no han terminado con la aparición de la segunda temporada. Al día de hoy quien quiera comprar también la primera temporada para ver todos los episodios seguidos descubrirá que ésta se halla agotada y que el precio más barato al que puede encontrarse (de segunda mano) es de 150 dólares por Amazon, y sin el piloto. Es duro ser twinpeakólogo en los tiempos que corren, así que ya saben, tiren de su amiga la Mulita si es que les interesa. Ah, por cierto, en España la segunda temporada la ha editado Paramount en dos cofres en vez de uno, con el consecuente aumento de precio con respecto a las versiones editadas en Estados Unidos y Latinoamérica (ambas en un cofre a la mitad de precio que en España). No cabe duda de que los hay chorizos, pardiez, luego no querrán que los pirateen.

3 comentarios:

Plissken dijo...

Le comento que aunque ya la he visto y revisto, la última vez gracias a la mula y devorando los capítulos de cuatro en cuatro, me voy a hacer con la edición española, con unos contenidos extra apetitosos y con la posibilidad de disfrutar de la VO con subtítulos.

A servidor también le fascina la serie, pero para mí no hay bajón alguno. La trama de Windom Earle me resulta apasionante, y los dos últimos episodios se cuentan entre lo más escalofriante que haya podido ver jamás.

Le comento además que existe una edición de lujo editada por la FNAC de Fuego Camina Conmigo, la precuela que narraba la investigación del asesinato de Theresa Banks y los últimos días de vida de Laura Palmer.

¡Un saludo!

el brujo don carlos dijo...

También estoy enfrascado desde hace tiempo en la contemplación y disfrute de una de las dos o tres mejores series de TV de la historia. Hace ya tiempo, vi la primera temporada y la mitad de la segunda y ahí me quedé, en espera de que se editara la segunda mitad de la segunda, cosa que sucedió hace cosa de un mes, en mi opinión con demasiado retraso respecto a la primera mitad. No sabía que lo de dividir la segunda temporada era cosa sólo de aquí y me parece bochornoso.
A pesar de todo, seguiremos disfrutando.
Abrazos

Alfredo dijo...

siempre es un agrado leer acerca de david lynch, buscando info de el me encontre con tu comentario.
sin duda twin peaks es una genial obra yo compre la 1 temporada hace algunos años via amazon, ahora espero la 2, que espero tener pronto, y realmente me sorprende cada vez que la recuerdo, la figura de laura palmer ya es mitica, envuelta en plastico, con sus defectos y virtudes...que mas se puede decir.

me llego de españa una edicion increible de fuego camina conmigo (la cual detallo en mi blog), en donde se ven los 7 ultimos dias previos a la muerte de laura, es un buen complemeto a la serie.
te invito a leer alguno de los articulos que tengo de lynch en mi blog, el cual es de cine en general, de paso buenisimo el termino que ocupas "twipeakologo"...jaja

saludos desde chile
www.cine-xpresion.blogspot.com