viernes, agosto 31, 2007

HOW TO SPOT A JAP, POR MILTON CANIFF

Chusmeando por esos blogandurriales de Dios, llego a una de mis bitácoras favoritas, la bizarra Árboles muertos y mucha tinta. Allí me remiten a la formidable página de Ethan Persoff, realmente llena de curiosidades. Mr. Persoff reseña un trabajo olvidado de Milton Caniff donde Pat Ryan y Terry Sin-Los-Piratas explican a los soldados americanos que participaron en la II Guerra Mundial cómo distinguir a un japonés de un chino. Como Caniff es una de mis inquietudes vitales, reproduzco aquí las páginas de esta curiosa How To Spot a Jap. Les recuerdo que ya ha salido el primer tomo de una reedición de Terry y los piratas en Estados Unidos, serán seis tomos con todas las tiras y sus páginas dominicales a color. A ver qué tal está. Y si alguien es más caniffiano todavía, les recomiendo la excelente biografía de este grande de los cómics: Meanwhile, un tocomocho de 800 páginas escrito por R. C. Harvey.











3 comentarios:

Elpidia García dijo...

Pues este manualito producido por el Ejército Norteamericano me parece alucinante. Tanto por el manual mismo como por el hecho de que Caniff se haya prestado para dibujarlo. Bueno tal vez era pro-belicista y/o anti-Nipón. De cualquier forma constituye una verdadera curiosidad que en los tiempos que corren sería políticamente incorrecto.

Renard dijo...

Yo estoy sumido en la lectura de su maravilloso Terry y los piratas, en la edición de Planeta, y tengo que decir que estoy disfrutándolo a más no poder. Te das cuenta de cuánto le deben, por herencia directa o a través de "discípulos" intermedios (como Alex Toth, por decir uno), grandes dibujantes como Mazzuchelli, Michael Lark, Cliff Chiang o nuestro Javier Pulido. Por lo demás, un maravilloso tebeo de aventuras, con héroes apuestos, femmes fatales -esa exótica e inquietante Dragon Lady, esa no-tan-pérfida Burma-, humor étnico -hoy sería terriblemente políticamente incorrecto-, y un ritmo que hace prácticamente olvidar que se trata de una tira diaria.

Alberto A-P dijo...

Sencillamente genial.