sábado, junio 14, 2008

YO SOY UN HIJO DE LOS OCHENTA


Perdónenme por vivir todavía

2 comentarios:

Don Melón de la Huerta dijo...

Caray, Ricardo, qué vamos a perdonarte? Ciertamente, ésta es una estampa muy de la época del signo de Reagan, que guarda mucho en común con el troglodita de Bush. Sin embargo, el trajecito "sport" del que roba cámara aquí, la bombacha, las hombreras y el pelo esponjado de las féminas, así como sus puntiagudos tacones, la caja de ritmos, el "clapping" electrónico, y el encendedor de gas... Son evoluciones estéticas que no se ven ya, que parecen anticuadas, pero sobre las que no ha habido avances desde entonces. Esto es Miami Vice, una serie de Michael Mann, hoy por hoy uno de los directores más creativos, en la que contribuyera Abel Ferrara, otro de mis favoritos. Por mi parte, nada más qué agregar....

Abrazos.

llorch dijo...

Era justo lo que estaba pensando al leer el título, en anticipación del contenido de este post: "Perdono cualquier cosa, menos Miami Vice..."

Reconozco que NACÍ en esa década, pero afortunadamente no me acuerdo de nada.

Pero este video me gusta