jueves, noviembre 08, 2007

FICHAS TOUTAIN LXXVI: ALEX RAYMOND (1909-1956)

Llamado “el Miguel Ángel del cómic”, entre otras muchas lindezas, Raymond fue un dibujante superdotado que murió en la flor creativa de su vida tras influir, como también lo hicieron Harold Foster y Milton Caniff, sobre una inmensa proporción de cuantos luego han dibujado cómics. Su bellísimo Flash Gordon, hoy bastante obsoleto por unos guiones de Don Moore que han envejecido muy mal, sigue siendo una de las cumbres arstísticas de la historia del medio, y resulta inimaginable pensar lo que hubiera dado de sí la serie de haber contado con un guionista de mayor imaginación y menos sujeto a las convenciones de un folletón mal adaptado al siglo XX. Yo soy de los que piensan que Raymond, alejado de los paisajes exóticos y sugestivos de Flash Gordon y de un escritor siempre al servicio de que sólo pudiera lucirse el dibujante, se creció paradójicamente en el pequeño formato de la tira diaria. Sería en Rip Kirby donde llevaría a cabo sorprendentes y camaleónicas mutaciones, siempre dentro de su estilo naturalista y estilizado, para dar lo mejor de sí mismo en unos guiones inteligentes y sugestivos firmados por plumas como la de Fred Dickenson, en la madurez de esta serie policiaca llena de crimen y glamour. Graciosa contradicción es que este genio encorsetado en la tira diaria y alejado de la paisajística de las páginas dominicales a color, donde cincelaba cuerpos perfectos que nos embelesaban, supo dar creo que lo mejor de sí mismo al adaptar su enorme genio al reducido espacio con que contaba. Fue el genio encerrado en una botella, pero paradójicamente, un genio enclaustrado que en su celda de franciscano de la cultura popular encontró una dicha artística sin precedentes que hubieran brillado a la misma altura. La ficha de hoy, por Luis Conde.

Clicar sobre la imagen para ver a mayor tamaño. Estas fichas fueron publicadas en la tercera de forros de cada fascículo de la Historia de los Cómics (Toutain Editor, 1982) y no han vuelto a ser reeditadas desde entonces. El © de los textos e imágenes pertenece a sus respectivos autores. Estas fichas se publican aquí con intención exclusivamente divulgativa y educativa.