martes, marzo 11, 2008

MONTERO GLEZ, GANADOR

Quienes creemos que Montero Glez es uno de los pocos grandes escritores españoles de la generación que ahora ronda los cuarenta, estamos de enhorabuena. Montero ha ganado el último premio Azorín de novela con una obra en la que llevaba un buen tiempo trabajando: La pólvora negra. Los que frecuentamos su blog, La trinchera cósmica, hemos visto a Montero reflexionar en voz alta sobre el proceso creativo de esta obra que ya estoy deseando leer. Montero Glez es un orfebre del idioma, capaz de dignificar la lengua española hasta extremos de ritmo, belleza y plasticidad tan singular que al mismo tiempo nos conmociona de placer y nos duele de envidia. Contestatario, ácrata y rebelde, Montero es la voz que no puede faltar en toda literatura y que en estos tiempos puritanos es más necesaria (e incómoda) que nunca. Felicidades a Montero Glez por el premio. Felicitémonos todos, porque ha ganado la mejor literatura. Sobre su novela Sed de champán, una reseña aquí mismo.