martes, octubre 05, 2004

DE PASO

Sebastián, los hombre normales se enamoran una vez en su vida de una puta, los idealistas se dedican a regenerarlas; pero tú no tienes suficiente con eso, tenías que organizarlas.

Paco Ignacio Taibo, De paso (comienzo del capítulo Treintainueve).

Hago un alto en el camino entre la segunda y tercera novela que Valle-Inclán dedica a las guerras carlistas para leer De paso, del mexicano Paco Ignacio Taibo II. En este caso Taibo II (PIT II para amigos y enemigos en estos tiempos de siglas agresivas) ilumina la trayectoria en México de Sebastián San Vicente, un anarquista español que hizo las Américas y que de aquí fue corrido a culatazos de rifle. Ni en las cárceles mexicanas le quería el gobierno (un hombre de ideas en una cárcel, extranjero para colmo, era un riesgo innecesario). Obra de capítulos breves y ritmo cinematográfico, se halla a medio camino entre la novela histórica ortodoxa y la novela negra atmosférica, en la cual Taibo II fue un pionero de la narrativa en español. Taibo II desgrana las actividades de San Vicente por medio de destellos iluminadores, retazos de vida desperdigados y reunidos en un libro que tiene su mayor virtud en integrar con fortuna la crónica periodística, el relato de acción y la reflexión introspectiva con ese dinamismo que el jazz imprimió en la literatura durante todo el siglo XX (y lo que queda de éste). Una obra muy interesante sobre uno de los españoles heterodoxos que no sembraron las Américas de tienditas de abarrotes, sino de ideales, dinamita, plomo caliente y un poco de heroísmo fatalista y resignado.

2 comentarios:

Mile dijo...

Estimado Señor:
Nomas,si, asi nomas para avisarle que me dio mucho gusto leer su blog, hace un buen rato que tuve a bien conocerlo y me estuve aguantando las ganas hasta llegar la hora de su Rewiew, servicio comunitario que estoy haciendo nomas por fregar.Si le interesa lo que una ama de casa con aspiraciones pendencieras tiene que decir sobre este espacio remitase a La Goma, bar virtual regenteado por su servidora.
milenasplace.blogspot.com
Tragos gratis a cuenta de la casa, a sus ordenes...
Milena

Tanteos dijo...

Ricardo,

Debido a la mañana y las lagañas he leído por error en tu post la siguiente frase "un hombre de ideas es una cárcel. Entonces me he despertado y vuelvo a leer.
Ya con un poco de café recuerdo que hay otra novela mexicana con personajes españoles que le coquetean al anarquismo a su llegada al puerto de Veracruz. Es de Luis Arturo Ramos y se llama "Intramuros". Pero en esa novela hay un fatalismo sin heroísmo.
Saludos y que tengas un excelente fin de semana.