jueves, noviembre 30, 2006

ÚLTIMAS COMPRAS

Acabo de recibir un paquete con mis últimas compras en Amazon, que es mi librería favorita, sobre todo por sus estupendos descuentos. Les comparto: el tomo 6 de Modesty Blaise, The Hell Makers, donde finaliza el trabajo que mi llorado Jim Holdaway realizase para mi chica favorita de la historia de los cómics. Romero le sustituyó cuando la historia The War-Lord of Phoenix se encontraba en pleno desarrollo, y a pesar de que Romero hizo un trabajo espléndido, podemos seguir llorando a Holdaway hasta el día en que necesitemos que nos lloren a nosotros. La edición de Planeta no está mal, pero el inglés cockney de Willie Garvin merece leerse en la versión original de Titan Books. Otro caso de versión original insustituible, pero ahora con mayor razón, es Krazy Kat, de la que se anuncia en España edición inminente. Aquí sí que no valen coplas: como en el caso de Thimble Theater o Li´l Abner, Krazy Kat traducido a cualquier idioma pierde el 75 por ciento de su encanto original. De Krazy acabo de recibir el volumen que recopila las estupendas dominicales a color de 1937-1938 de Fantagraphics Books.

Sigue el primer Wonder Woman escrito por Greg Rucka: The Hiketeia. La chica de Themyscira es uno de mis tebeos de piñón fijo, y la única serie que sigo al día en su edición usaca (más que por su calidad, a veces muy relativa, por ser una puesta al día de la mitología griega). Luego un tocomocho que parece guía telefónica llamado Essential Marvel Horror recopila en blanco y negro todo The Son of Satan, una serie setentera que me impresionó en mi tierna infancia y que jamás había vuelto a ver editada. Estos Essential de Marvel son tomos gordos y baratos, en blanco y negro, que tienen un añejo encanto a Vértice muy apropiado para completistas. Qué gracioso que, tantos años después, Marvel descubriera a Vértice.

Y por fin, la joya de la corona: el Absolute Sandman, vol. 1. Mi Sandman quedó interrumpido a mediados de los 90, cuando colgué mi cabeza en Mexamérica. Es una buena oportunidad para completar la colección. Este volumen tiene más de 600 páginas y publica la primera parte de la serie con un nuevo color y en edición de lujo en tapa dura. No creo que todos los dibujantes del Sandman aguanten una ampliación de tamaño a edición de libro de arte, pero veremos qué tal. En general, la colección Absolute es recomendable.

Como ven, puedo comprar más tebeos de los que puedo leer (por no hablarles de las pilas de libros de literatura-seria-sin-dibujines-más-propia-de-mi-edad que tengo acumulados). Creo que tengo un probema del carajo. ¿Qué hago? ¿Dejo de comprar?¿Es sólo consumismo, doctor? ¿Acaso es tiempo de tener un hijo? ¿Ustedes qué piensan?